Halitosis

Normalmente  el mal aliento es producto de la acumulación bacteriana en la boca y entre los dientes, o de restos de comida alrededor de las encías y la lengua, que a su vez desencadenan la floración de bacterias en la boca que provocan enfermedad periodontal, padeciendo así, este mal.

 

En una persona con una boca sana, los restos celulares pasan a la saliva y son tragados y digeridos rápidamente, por lo que las bacterias no disponen de tiempo para realizar su acción putrefactiva y no se produce halitosis. La saliva lubrica y oxigena la cavidad oral y posee propiedades antimicrobianas, por tanto, la cantidad y calidad de la saliva son importantes. El mal olor se relaciona también con la densidad y características de las bacterias presentes en la lengua y en la cavidad oral.

Dentro de los tipos de Halitosis nos encontramos con dos grandes grupos:

Halitosis oral (90% de casos)

Proviene de la propia cavidad bucal. En el 41% de los casos de origen oral se debe principalmente a la acumulación de placa bacteriana en la lengua. También puede estar causada por otras situaciones como; mala higiene bucodental,  problemas periodontales, caries dentales, hábito de tabáquico, entre otras.

Halitosis extraoral (10% de casos)

Se origina fuera de la cavidad bucal. Se debe principalmente a trastornos sistémicos del tracto respiratorio superior/inferior, del sistema digestivo, así como enfermedades hepáticas o renales, el estrés, entre otras.

Las principales causas pueden ser:

No patológicas:
  • Aliento matutino.
  • Cambios con la edad.
  • Prótesis dentarias.
  • Fármacos.
  • Tabaco.
  • Periodos de ayuno o dietas hipocalóricas.
  • Ingesta de algunos alimentos (cebolla, ajo) o consumo de alcohol.

alt+halitosis

Patológicas:
  • Enfermedad periodontal y otras enfermedades del periodonto como la Gingivitis Necritizante.
  • Úlceras o estomatitis.
  • Infecciones víricas, bacterianas o fúngicas en la faringe.
  • Necrosis por radioterapia y quimioterapia en pacientes con neoplasias.
  • Entre otras, las causas de la Halitosis extraoral pueden ser: Nasales (sinusitis), enfermedades digestivas, enfermedades respiratorias, enfermedades sistémicas (diabetes, infección renal, disfunción hepática,  artritis reumatoide, etc.).

En general, la Halitosis es difícil de diagnosticar, ya que es improbable que uno mismo detecte su propio mal aliento. Sin embargo, la ayuda de un profesional del área odontológica puede contribuir en el diagnóstico.

La Medicina Oral es rama de la Odontología que se encarga del diagnóstico y del  tratamiento de las enfermedades de la cavidad oral, tanto de las enfermedades que se originan en sus tejidos, como de la afectación que provocan las enfermedades generales en las estructuras de la cavidad bucal y en el aparato estomatognático.

En la Clínica Dental Dávalos & Balboa, en Murcia, somos especialistas en el diagnóstico precoz y en el tratamiento de las patologías y enfermedades de la mucosa oral, que pueden ser precursoras de enfermedades muy graves, como el cáncer oral.

 

  • Me ha gustado mucho

    Me han tratado muy bien en la clínica dental Dávalos & Balboa.

     

    Manuel Martinez

Compartir:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola. ¿Podemos ayudarte?
Powered by