Periodoncia y encías

En la clínica dental Dávalos & Balboa, en Murcia, damos gran importancia a la periodoncia. La periodoncia es una especialidad médico-quirúrgica odontológica que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y condiciones que afectan los tejidos que dan soporte a los órganos dentarios (encía, ligamento periodontal, cemento radicular y hueso alveolar) y a los substitutos implantados, para el mantenimiento de la salud, función y estética de los dientes y sus tejidos adyacentes.

Las Enfermedades del Periodonto o Periodontitis son un conjunto de patologías que afectan al aparato de sostén del diente, es decir al conjunto del hueso alveolar, el ligamento periodontal, el cemento radicular y el tejido conectivo y de la encía, que son los tejidos encargados de mantener el diente en nuestra boca. Inicialmente pueden comenzar como una simple inflamación de las encías (Gingivitis) o evolucionar hasta una enfermedad grave que causa la pérdida  total de los dientes. Serían diversos estadios de una misma entidad clínica.

En etapas tempranas, la periodontitis generalmente es una enfermedad de lenta progresión, asintomática y no causa dolor, por lo que muchos pacientes no la detectan hasta que la condición ha progresado lo suficiente como para provocar movilidad dental. En su forma grave se presenta eritema, edema, sangrado y recesión gingival, movilidad y/o migración dental, supuración proveniente de las bolsas periodontales y pérdida dental. La destrucción que produce es irreversible y afecta en varios aspectos de la vida diaria y calidad de vida, disminuye la confianza, la interacción social y la elección de alimentos.
El pronóstico de la enfermedad periodontal depende en gran medida de un diagnostico precoz, un adecuado tratamiento, y la consolidación de hábitos saludables de higiene oral.

¿Cuál es la causa de la enfermedad Periodontal?

La boca está llena de bacterias de forma normal. El acúmulo bacteriano que se produce alrededor de los dientes, se llama placa dental.

La placa bacteriana es un conjunto heterogéneo de una flora microbiana variada, aerobia y anaerobia, rodeada por una matriz intercelular de polímeros de origen salival y microbiano. Estos microorganismos se adherirse a las superficies de las piezas dentarias, sobre todo en zonas retentivas, como surcos de molares, cuellos dentarios, bolsas periodontales, …. Su presencia puede causar caries, gingivitis  y enfermedad periodontal.

El enrojecimiento y la inflamación de la encía o el sangrado con el cepillado, suelen ser las primeras señales de una gingivitis. Si la enfermedad es ignorada, comienza la destrucción de los tejidos de sostén del diente.

La placa dental se forma en la superficie de dientes, encía y restauraciones, y difícilmente puede observarse, a menos que esté teñida. Su consistencia es blanda, mate, color blanco-amarillo. Se forma en pocas horas y se elimina principalmente con el arrastre mecánico del cepillo dental.  El cepillado y el uso de la seda dental ayudan a eliminar esta placa. Además, puede eliminarse con chorros de agua a presión como los que ofrecen los irrigadores dentales. Lo más importante para su eliminación es el arrastre mecánico de la placa bacteriana. Varía de un individuo a otro, y también varía su localización anatómica. Si la placa dental se calcifica, puede dar lugar a la aparición de cálculos o sarro tártaro. Estos depósitos calcificados ya podremos eliminarlos con el cepillado. Lo que es muy importante conocer, es que cuanto más tiempo permanezcan la placa y el sarro sobre los dientes, más daños ocasionan.

La gingivitis es un estadío inicial de la enfermedad del periodonto, en la que no hay  aun pérdida ósea, pero si no se trata debidamente, evoluciona hacia una periodontitis. En la periodontitis, las encías se alejan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan. El sistema inmunitario del cuerpo lucha contra las bacterias a medida que la placa se extiende y crece por debajo de la línea de las encías. Las toxinas de las bacterias y la respuesta natural del cuerpo contra la infección empiezan a destruir el hueso y el tejido conjuntivo que mantienen a los dientes en su lugar. Cuando la periodontitis no se trata debidamente, los huesos, las encías y los tejidos que sostienen los dientes se destruyen. Con el tiempo, los dientes se aflojan y se caen.

Principales Factores de riesgo:

  • Tabaquismo. ¿Quiere otra razón para dejar de fumar? Fumar es el factor de riesgo más importante relacionado con el desarrollo de la enfermedad periodontal. Además, el hábito de fumar puede empeorar el pronósticos de algunos tratamientos
  • Diabetes. Relación Bidireccional. Las personas con diabetes tienen un riesgo aproximadamente tres veces mayor al de la población general para desarrollar una enfermedad periodontal, por los daños en la microvasculatura del periodonto. Ademas la enfermedad periodontal tiene un peor pronóstico en el paciente diabético, sobre todo si no hay un buen control de la glucemia. Por otro lado, la enfermedad periodontal tiene un efecto negativo en el control glucémico, por eso decimos que la relación es bidireccional.

¿A quién le da la enfermedad de las encías?

Generalmente, las personas no muestran señales de enfermedad de las encías hasta que tienen entre 30 y 50 años. Los hombres tienen mayor probabilidad que las mujeres de tener enfermedad de las encías. Aunque es raro que los adolescentes desarrollen periodontitis, pueden desarrollar gingivitis, la forma más leve de la enfermedad de las encías. Por lo general, la enfermedad de las encías se desarrolla cuando se deja que la placa se acumule a lo largo y por debajo de las encías.

¿Cómo sé si tengo enfermedad de las encías?

Los síntomas de la enfermedad de las encías incluyen:

Mal aliento constante
Encías rojas o inflamadas
Encías muy sensibles o que sangran
Dolor al masticar
Movilidad dentaria
Dientes sensibles
Encías retraídas o dientes que se ven más largos de lo normal.

Cualquiera de estos síntomas puede ser una señal de un problema grave que debe ser examinado por el Especialista de la clínica dental de Murcia Dávalos & Balboa (Periodoncista), la Doctora Balboa

¿Cómo se trata la enfermedad de las encías?

El objetivo principal del tratamiento es controlar la infección. La cantidad y los tipos de tratamientos pueden variar dependiendo de hasta dónde se ha extendido la enfermedad de las encías. Cualquier tipo de tratamiento requiere que el paciente continúe con un buen cuidado diario de los dientes en su casa. La  Periodoncista también le puede sugerir que cambie ciertos comportamientos (por ejemplo, que deje de fumar), como una forma de mejorar los resultados del tratamiento.
¿Cómo puedo mantener sanos los dientes y las encías?

Cepíllese los dientes dos veces al día (usando una pasta de dientes con flúor).
Use la seda dental regularmente para remover la placa de entre los dientes. O bien, puede usar un cepillo especial para limpiar entre los dientes o un palillo de madera o plástico que le recomiende un profesional de salud dental.

¿Puede la enfermedad de las encías causar problemas que van más allá de la boca?

En algunos estudios, los investigadores han observado que las personas con enfermedad de las encías (en comparación con las que no tienen la enfermedad) tienen más probabilidad de desarrollar enfermedades del corazón o tener problemas controlando el nivel de glucosa sanguínea (azúcar en la sangre). Otros estudios demuestran que las mujeres que tienen la enfermedad de las encías tienen mayor probabilidad de tener bebés prematuros o de bajo peso al nacer que las mujeres con encías sanas. Sin embargo, hasta ahora, no se sabe si esto se debe a la enfermedad de las encías.

Puede haber otras razones por las que las personas con enfermedad de las encías en ocasiones desarrollan problemas de salud adicionales. Por ejemplo, algo puede estar causando tanto la enfermedad de las encías como los otros problemas médicos, o simplemente puede ser una coincidencia que la enfermedad de las encías esté presente conjuntamente con los otros problemas de salud.

La gingivitis y la periodontitis conforman los dos grandes grupos patológicos de la enfermedad periodontal. Esta es una enfermedad inflamatoria de origen bacteriano que provoca una serie de signos, desde la inflamación gingival y sangrado de las encías hasta finalmente la pérdida de dientes. La gingivitis es una lesión inflamatoria reversible donde no existe pérdida de los tejidos de sostén (hueso, ligamento periodontal y encía).Periodoncia y encías son los términos que se emplean para la especialidad y el reflejo “visible” de la misma

La periodontitis (antiguamente denominada Piorrea), es una infección irreversible y acumulativa producida por las bacterias que están en la placa bacteriana y el sarro, éstas provocan la reabsorción de los tejidos de sostén del diente. Al perder los tejidos, los dientes se mueven y, en casos avanzados, se caen o requieren su extracción.

Si la gingivitis se mantiene mucho tiempo y además se dan otros factores (genéticos, ambientales, locales,…), se inicia la periodontitis, en la que, además de la inflamación de la encía ya mencionada, se produce una destrucción más profunda que afecta a los tejidos de soporte del diente, es decir, el hueso alveolar, el cemento del diente y el ligamento periodontal. Es una infección producida por las bacterias que están en la placa bacteriana y el sarro, éstas provocan la reabsorción de los tejidos de sostén del diente favorece la progresión adicional de la enfermedad, al crear un espacio debajo de la encía que denominamos bolsa periodontal, en el que cada vez se acumulan mayor cantidad de bacterias que pueden poner en peligro la supervivencia de los dientes.

¿Se puede curar la periodontitis?

la periodontitis tiene tratamiento, si se detecta en estadios iniciales o moderados se podría evitar la pérdida de dientes. En ciertos casos más avanzados, con el tratamiento, se puede alargar la vida de los dientes.

¿Cual es el tratamiento de la periodontitis?

La meta principal del tratamiento es controlar la infección y restaurar la unión encía-diente evitando la entrada de microbios entre ellos. El tratamiento de la periodontitis está encaminado a reducir las bacterias patógenas que forman parte de la placa bacteriana que se acumula bajo el margen de la encía, tras un minucioso examen clínico (con sonda periodontal) y radiógrafico.

La primera fase del tratamiento antibacteriano consiste en raspar y alisar la raíz afectada en el interior de las bolsas periodontales y eliminar del sarro que está adherido a la raíz bajo la encía (raspado y alisado radicular); este tratamiento ha demostrado disminuir significativamente el riesgo de pérdida dentaria, reduciendo la velocidad de progresión de la enfermedad y mejorando la salud gingival. No es doloroso ni produce inflamación de la cara y el paciente puede realizar una vida normal.

Aproximadamente un mes tras la realización de la fase de raspado, se realiza una reevaluación, cuyo objetivo es evaluar la respuesta al tratamiento y determinar si es necesario realizar algún tratamiento adicional.

Todo tipo de tratamiento clínico exige que el paciente mantenga a diario una excelente higiene oral, y acudir a los programas periódicos de mantenimiento periodontales cada 3-6 meses (en función de la afectación peridontal, tipo de paciente y colaboración de éste en su higiene oral, consumo de tabaco,..), evitando que la periodontitis se manifieste de nuevo una vez curada la enfermedad.

Nuestros tratamientos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies