Técnicas de Recubrimiento Radicular

Técnicas de Recubrimiento Radicular

La recesión gingival es un problema que afecta a nivel estético, pero sobre todo es un problema de salud oral, dado que la raíz dental en el medio oral es extremadamente sensible a los cambios térmicos, a la agresión de los agentes ácidos y a la placa bacteriana, por lo tanto la retracción gingival predispone tanto a la caries cervical, como a la inflamación gingival y consecuentemente a la pérdida de soporte de los dientes.

Estos procedimientos se realizan de forma ambulatoria y prácticamente indolora. Lo más importante es la detección precoz del problema y la adecuada planificación.

En la mayoría de las ocasiones lo adecuado es realizar algún tipo de colgajo de desplazamiento, aunque es posible combinarlo con técnicas de injerto gingival, o realizar solo el injerto.

Las técnicas con injerto garantizan una mejora de la calidad del tejido gingival final en la zona afecta, y una absoluta biocompatibilidad,  porque la mayoría de ocasiones Obtendremos el  injerto de otra región oral del paciente, y esté se coloca en la zona donde esta la recesión. De esta manera recuperamos la encía perdida, y cubrimos la raíz expuesta.

¿Por que se retraen las encías?

Las causas por las que se necesite un injerto de encía pueden ser varias. Por un lado puede ser debido a la presencia de enfermedad periodontal, también puede ser debida a causas traumáticas. La más frecuente de ellas es el cepillado incorrecto. En estos casos la raíz expuesta como consecuencia de la retracción de la encía se aprecia como una superficie limpia, pulida y brillante, que se va horadando y ahuecando dificultando la higiene y facilitando la caries radicular.

Esta enfermedad puede asociar además la pérdida del hueso que sustenta los dientes, que puede ser previa u ocurrir como una consecuencia del proceso destructivo del periodo todo que conlleva la recesión dental.

¿Qué tipos de Injerto Peridontal existen?

Principalmente existen dos tipos de injerto en cirugía Periodontal:

– el Injerto Gingival Libre, que fue el primero en emplearse y

– el Injerto de Tejido conectivo, similar al anterior pero que carece de epitelio, y que es el que utilizamos en las técnicas bilaminares.

¿De donde se obtiene el tejido del injerto de tejido conectivo o el injerto gingival?

Se obtiene principalmente de la zona palatina o de la zona retrotuberositaria del propio paciente, ya que hay una gran cantidad de tejido muy similar al de la encía que rodea los dientes. Ademas se produce una regeneración completa de la zona sin dejar ninguna cicatriz, de manera que a las pocas semanas no se puede apreciar ninguna diferencia en la zona donde se ha colocado ni tomado el injerto.

Compartir:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies