Embarazo y Salud Bucodental en Dávalos & Balboa

Embarazo y salud bucodental.

Los cambios que se producen en el cuerpo durante el embarazo pueden afectar la salud bucal y muy especialmente a las encías y los dientes, ya que están mucho más sensibles y requieren de una atención especial.

Por ello, es muy importante mantener unos buenos hábitos de higiene bucal durante el mismo, con el fin de controlar y prevenir enfermedades que se acentúen más en esta etapa y que puedan causar además algún tipo de riesgo al bebé.


Síntomas bucales más frecuentes en el embarazo

Gingivitis: los cambios hormonales durante el embarazo afectan a la encía y facilitan que se genere mayor inflamación, enrojecimiento y sangrado de las encías. Sin tratamiento, la gingivitis puede derivar en una enfermedad más grave: la periodontitis.

Náuseas y vómitos: el ácido que se produce en el estómago al vomitar daña el esmalte de los dientes y éstos se vuelven más propensos a la formación de caries.

Sequedad bucal: los cambios hormonales pueden hacer que disminuya el flujo salival.

Epulis gravídico: o también llamado granuloma piogénico o tumor del embarazo, es una lesión de las membranas mucosas debida a una proliferación focal del tejido conectivo con abundante formación de tejido de granulación. Se trata de una respuesta inflamatoria a algún irritante y se presentan como masas protuberantes de color rojo oscuro, sésiles o pediculadas, que cursan de forma indolora y que rara vez infiltran el tejido óseo subyacente.


¿Cómo afectan las enfermedades periodontales en el embarazo? 

Cada vez más estudios afirman que existe una estrecha relación entre la enfermedad periodontal, los nacimientos prematuros y el bajo peso al nacer. La enfermedad periodontal aumenta el nivel sanguíneo de sustancias proinflamatorias, por lo que las mujeres son más propensas a tener partos prematuros y bebés pequeños y de bajo peso.

Por todo ello, es primordial mantener siempre una buena salud bucal, pero más especialmente durante el embarazo para evitar así riesgos tanto en la embarazada como en su bebé. Y una vez que éste nazca también es primordial controlarle durante el proceso de erupción de los dientes. ¡Prevenir es “curarse en salud”!

Compartir:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies